Listado de productos por marca Felipe II

El mantecado FELIPE II, no tiene este nombre por una arbitraria decisión comercial. El origen de esta joya del arte de la confitería española, se remonta posiblemente al siglo XVI durante la vida del rey más famoso de Las Españas.

Existen referencias literarias y tradiciones que muy probablemente recogen que este mantecado era el suculento manjar que ofreció en señalada ocasión el Conde de Benavente a su Señor Don Felipe II, y a su augusta esposa Isabel de Valois.

Este dulce distintivo de la variada repostería de nuestro Siglo de Oro, compuesto de harina de trigo, azúcar, harina de almendra Marcona y manteca - de la que recibe su nombre - se elaboraba artesanalmente en pequeños bloques. El paso del tiempo redujo el tamaño del dulce y lo envolvía en papel de seda.

Y así se presenta, ya en los albores del siglo XX, a la Exposición Internacional de Madrid de 1903. Es allí donde alcanza el preciado premio de la "Medalla de Oro" junto con Diploma de Honor de 1a clase.

Es la única vez que un mantecado de España, ha recibido tal cualificado galardón.

José María Peman, miembro de la Real Academia de la Lengua Española, en el año 1944, en su libro "Felipe II en El Escorial", definía a este "buque insignia" de la repostería, como la "apoteosis de la confitería".

En los últimos años, la CONFITERÍA BLANCANIEVES TEJEDOR - obrador artesano fabricante de los Mantecados FELIPE II - ha sido galardonada con Medallas de Oro, Estrellas, Trofeos, Premios y Diplomas de Honor recogidos en: Madrid (España), Lisboa (Portugal), Ginebra (Suiza), París (Francia), Varsovia (Polonia), Buenos Aires (Argentina), Ciudad de México (México), Ámsterdam (Holanda), Viena (Austria), Bruselas (Bélgica) y La Valeta (Malta).

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés